Ensaladilla fácil con olla GM

Hacer una ensaladilla super fácil con la olla programable GM es tan rápido y sencillo que volverás a enamorarte de las ensaladillas de nuevo.

Al cocinarse las patatas y los huevos en el mismo recipiente, el proceso se acorta y tardamos la mitad de tiempo.
Cuando era pequeña, esta ensaladilla era una de mis favoritas durante el verano, y mi madre la hacia para las comidas campestres y las barbacoas familiares. Me acuerdo de comer este plato acompañado de las tertulias familiares rodeada de toda la familia.

No he dejado de hacerla desde entonces, primero con la olla normal, pero desde que tengo la olla programable GM tardo mucho menos.

Una receta fácil gracias a nuestra olla favorita

El proceso de cocción sólo lleva 10 minutos, y en ese corto periodo de tiempo, las patatas se cuecen a la perfección, al igual que los huevos.

Mientras tanto, podemos preparar el aderezo. Utilizo una mayonesa casera que yo preparo, pero podeís usar cualquiera que os guste. Incluso alguna opción light para los que quieran cuidarse.

Esta receta es tan simple y tan rápida que podemos hacerla antes de ir a trabajar, introducirla en la nevera, y al llegar a casa solamente hay que sacarla y servir.

Es un plato perfecto como acompañamiento a carnes, pollo o hamburguesas a la parrilla, aunque también lo podeís degustar como plato único.
Y como es tan versatil, le podeís añadir muchas más hortalizas, zanahoria, guisantes, maíz... incluso una lata de atún o de aceitunas.

Ingredientes para 4 personas:

Elaboración de la ensaladilla fácil con olla GM:

En la cubeta de nuestra olla ponemos las patatas enteras, los huevos y el agua, sazonamos y bloqueamos la tapa con la válvula cerrada.

Para cocer las patatas vamos a seleccionar el menú guiso, la temperatura 120 ºC, tiempo 10 minutos y media presión. Pulsamos empezar.

Cuando la olla emita un pitido, apagamos la olla y despresurizamos. Retiramos con cuidado la tapa para no quemarnos con el vapor.
Escurrimos las patatas y ponemos los huevos en agua fría para que se enfrien.

Cuando hallan enfriado un poco, pelamos las patatas y las cortamos en cubos. Pelamos los huevos y los cortamos en láminas.
Pelamos y picamos la cebolla muy finamente. Picamos el perejil fresco.

En un bol mezclamos la cebolla picada, la mayonesa, el perejil, el zumo de limón y la mostaza.

En una fuente grande colocamos las patatas, y encima vertemos la mezcla anterior. Revolvemos para que las patatas se impregnen de todos los ingredientes y colocamos las rodajas de huevo encima.
Salpimentamos al gusto y, si es necesario, añadimos más mayonesa para lograr la consistencia deseada.

Lo introducimos en el frigorífico durante una hora y servimos en frío.

Novedades