¿En qué se diferencia una GM de una Olla express clásica?

Es como un robot de cocina que tu metes la comida dentro tal y como te dice la receta, en crudo, seleccionas el programa, el tiempo y la temperatura y el tiempo. Así ya sabes en que hora está lista la comida.

Diferencias entre la GM y un modelo clásico

Una olla express no tiene nada que ver. En el caso de la olla express de toda la vida ponías las lentejas dentro, la cerrabas y la ponías a calentar en el fuego. La olla GM no es ni mucho menos lo mismo. Esta tiene muchos más programas, seleccionas la temperatura, las ollas modernas incluyen muchas funciones y puedes por ejemplo cocinar sin la tapa colocada. Esto te permite por ejemplo sofreir unos alimentos, freír patatas, tiene también función horno, preparar carne, pasta... Con una olla a presión clásica no se puede cocer pasta. Tienes que cerrarla, dejarla y cuando comience a silbar una hora o dos más tarde es cuando se abre. Ese sistema no sirve para cocer pasta, mientras que con una olla GM sí tienes esa posibilidad.

En definitiva, es una puesta a punto de las ollas a presión que nos han acompañado durante años. Las nuevas son programables y sus funciones las convierten en herramientas mucho más versátiles. Un sólo aparato que nos brindan varias funciones.

Cocina como siempre ahorrando espacio y con mayor comodidad. Algunos modelos, los más recientes incluyen avisos por voz. Es especialmente útil para no tener que estar pendiente de controlar los tiempos al preparar los platos. Y otra ventaja: son mucho más baratos que los robots de cocina, y aunque no son exactamente lo mismo se acercan en funcionalidades.

Si no has tenido antes una olla a presión, ya en los primeros platos notarás que la elaboración es más trabajada y los sabores de tus platos te traerán a la memoria la cocina de tu madre y abuela. Y es que antes los alimentos se preparaban lentamente en el fuego, practica que se ha ido perdiendo con el ajetreo de la vida moderna. Afortunadamente sistemas como el de GM nos brindan ese tipo de preparación con un sistema moderno que lo realiza de forma eficaz y en un tiempo menor.

Además, recientes estudios apuntan a que esta manera de preparar los alimentos ayuda a que estos retengan un mayor número de nutrientes. Estas máquinas reducen de forma importante el tiempo que los alimentos están al calor, lo que ayuda a mantener todas sus propiedades nutricionales.

Los alimentos se mantienen encerrados en la olla, y son literalmente cocinados en su propio vapor. Esto se traduce en unos platos más jugosos, y con una textura muy agradable al paladar.

Novedades